Ventajas

La compra o venta de una empresa es un proceso complejo que requiere cumplir tareas en diversos frentes a la par de identificar y atender a varios interesados. El contar con un equipo especializado que se responsabilice del proceso permite al cliente optimizar condiciones en menos tiempo y sin que él, ni sus ejecutivos, tengan que desviar tiempo y atención para tomar una encomienda de excepción. Los dueños y directivos de innumerables empresas han encontrado que utilizar a un asesor financiero experimentado en estos procesos trae consigo beneficios importantes.

El asesor financiero se encuentra mejor posicionado para desempeñar esta demandante labor y mantener el ritmo del proceso, en comparación al dueño de un negocio que lo hace de manera individual y esporádica y que, por consecuencia, cede el control del proceso y se encuentra negociando en una posición debilitada. El asesor financiero también ahorra valioso tiempo al dueño de una empresa al encargarse de todas las tareas específicas del proceso permitiéndole continuar con el manejo de su negocio.